Los millones de sanguchitos de Cambiemos

Los millones de sanguchitos de Cambiemos -

 En los pasillos del Congreso Nacional corre el rumor ( alimentado por los WS entre Nicolás Massot, presidente del bloque del PRO y Diego Bossio, peronista en tránsito) de que en el cuarto piso Monzó tiene 1500 millones de sanguchitos para repartir entre la Opo hervíbora de Stolbizer, Massa, Bossio, la "izquierda" de Giustiniani, Binner, Libres del Sur y el Peronismo Federal.

La ética del político consiste en la función de defensa a su pueblo, bajo una forma específica de interpretar el bien común y no traicionando, sin ningún alcance intelectual ni moral, los mandatos de la gente que los votó.

 

El objetivo de Macri es derogar rápidamente las leyes "Cerrojo" y de "Pago Soberano", para cumplir con la voluntad suprema del Juez Griesa que le puso plazos perentorios de eliminación de las leyes argentinas (con una ingerencia brutal en los asuntos internos de La Argentina y del Congreso Nacional) para pagar a los buitres, bajo un plan de ajuste de consecuencias nefastas para todos los argentinos, con despidos, baja de salarios, megadevaluación, aumentos de precios y tarifas, desmantelamiento de los sectores claves para el desarrollo argentino como YPF, Aerolíneas Argentinas, Centrales Nucleares e Hidráulicas, trenes, puentes, caminos, industria nacional.

 

Esto complementado con un extraordinario endeudamiento del país para pagar deuda, intereses, honorarios de abogados extranjeros que litigan en contra de La Argentina, comisiones a los bancos colocadores de bonos y a los funcionarios que participan, nuevos juicios que harán los tenedores de bonos ya reestructurados para pedir el mismo trato que los buitres, con lo cual la deuda argentina trepará a los 300 mil millones de dólares o más, que pagarán la generaciones futuras, nuestros hijos y nietos.

 

Esta película de endeudamiento sin límite ya la vimos y vivimos desde 1976 hasta 2001 cuando culminó con 40 muertos en Plaza de Mayo, un presidente huyendo en helicóptero desde el techo de la casa de gobierno, la clase media rompiendo las puertas de los bancos, pidiendo su plata que le robaron los bancos, los políticos escrachados que no podían salir a la calle ("que se vayan todos"), el pueblo empobrecido y entristecido por los hechos.

 

BASTA, de tomar el pelo al pueblo argentino, en beneficio de unos pocos ricos y poderosos.

 

Ramón Vallejos


Deje su comentario: