Macri offshore

Macri offshore -

 

  • Las llamadas sociedades offshore son sinónimo de poca transparencia. En general  no se sabe quién es el dueño. Se constituyen para no declarar sus operaciones al fisco. Para ocultar sus verdaderos dueños. Para la evasión o elusión impositiva y el ocultamiento del origen de los fondos que pueden ser provenientes de la fuga de capitales, la corrupción o actos criminales. Cuando se las trata de investigar los libros  y documentación básica no aparecen.
  • Otra característica es que no tienen actividades económicas reales. Son creadas fuera de la jurisdicción donde se realiza la actividad económica para justificar otro tipo de operaciones como abusos vinculados a los precios de transferencia.
  • Todas esconden algo
  • También es habitual que para ocultar información se constituyan estructuras de capas de firmas controlantes y vinculadas que van pasando de una jurisdicción a otra, como el estado de Delaware en USA, las Islas Caimán y las Islas Vírgenes.
  • Pero todo esto no significa que estas sociedades no puedan estar sujetas al control interno. En el caso de la Argentina el artículo 124 de la ley Nº 19.550 de Sociedades establece que: “La sociedad constituida en el extranjero que tenga su sede en la República o su principal objeto esté destinado a cumplirse en la misma, será considerada como sociedad local a los efectos del cumplimiento de las formalidades de constitución o de su reforma y contralor de funcionamiento”.
  • La apertura de firmas en jurisdicciones como Bahamas, Singapur o Islas Caimán está directamente asociada a la evasión fiscal. En algún punto buscan evadir u ocultar datos para reducir la carga impositiva.
  • En el caso de la empresa Fleg Trading en la que el Presidente Mauricio Macri figurara como Director, hay que aclarar que como muchas veces en este tipo de sociedades es muy difícil conocer quiénes son los accionistas por tratarse de acciones al portador. Los directivos suelen ser los personajes reales del negocio, son el hilo conductor para conocer quién está detrás.
  • Los directores son las personas con poder de decisión de las sociedades. Aunque no sea accionista, en el día a día es el que tiene más trato con esas decisiones. Si prestó el nombre durante diez años y en una parte de ese período fue funcionario público, es más grave.
  • Resulta inverosímil que durante 10 años hayan mantenido abierta la empresa sin operaciones. Ingenuamente podría pensarse en  una desprolijidad del Grupo Macri por no cerrarla antes.
  • Tienen que mostrar los libros, que vaya a saber donde están, y probar que no existió ninguna operación bancaria o de compraventa de activos. Es decir, que efectivamente la sociedad estuvo inactiva.
  • Hay que preguntarse para qué se constituye una empresa en un paraíso fiscal si, tal como ha dicho Macri, la inversión se iba a hacer en Brasil. La otra pregunta es porque no se constituyó la empresa en Brasil
  • Si la empresa ya no pertenece al Grupo o fue disuelta, como mínimo tiene que estar el contrato de transferencia de las acciones y el acto de disolución de la asamblea donde deberían figurar, por ejemplo, la renuncia de los directores. Igual son registros que se pueden fabricar.
  • Figura una dirección de un importante estudio de Montevideo. A sus oficinas llegaba la correspondencia de la firma que fue creada por el grupo Socma. Se trata de un decisión habitual denominada Holdout mail. Evita que la correspondencia formal sobre operaciones de la empresa de Bahamas llegue al país.
  • La empresa mencionada no es la única offshore en que figura Macri, aparece en otra denominada Kagemusha que fue constituida en Panamá en 1981, que se encontraría vigentes y Macri figura como Vicepresidente
  • Macri tiene una larga experiencia con sociedades offshore como Opalsen, que fue utilizada en 1995 para la importación de autos (truchos).
  • Las empresas offshore son muy utilizadas por grandes empresarios de la Argentina. Según el ex titular de la Inspección General de Justicia Ricaro Nisse hay cerca de 15.000 inmuebles de barrios privados que figuran como propiedad de sociedades offshore.
  • También puede citarse el Caso Cromañón, en donde el inmueble figura como propiedad de una empresa en Uruguay, con lo que no se sabe quién es el verdadero dueño y no pueden ejecutarse las indemnizaciones a las víctimas.
  • Por lo general en este tipo de operaciones están involucrados los bancos de siempre, de Europa y Estado Unidos.

Deje su comentario: