"El modelo es inviable"

Entrevista con la economista Noemí Brenta

 Por la crisis en Europa y Estados Unidos y la menor demanda de alimentos elaborados de China, sumados a la crisis brasileña, el panorama externo es desalentador, y el “modelo” macrista nos llevaría a una nueva crisis

La economista Noemí Brenta prevé un “aumento de la deuda, regresión de la estructura productiva, primarización y deterioro de las condiciones de vida de la población” como consecuencia de la aplicación, en plena crisis internacional, del “mismo modelo que tantas veces implementó la Argentina y nos llevó a crisis cada vez peores”.

- ¿Cómo evolucionó la crisis desatada en 2007-2008?

- La crisis que empezó en 2007 sigue. Se fue desarrollando, fue adoptando características diferentes, se fue desplegando.El principal indicador de que sigue es la muy baja tasa de crecimiento del PBI mundial.

En Estados Unidos las tasas de crecimiento se consolidaron, parecería que salió de la depresión, pero tiene trimestres en los que decae. Y lo otro que se ve es que el deterioro de los ingresos de los estadounidenses de clase meda y pobres se profundizó. Los bancos se salvaron, se devolvieron los préstamos, pero lo que no se resolvió nunca fue el endeudamiento privado, de los consumidores, de las personas.

Con las tasas de interés bajitas que mantuvo la Reserva Federal se fueron recuperando pero ahora, con los aumentos de las tasas de interés, me parece que la recesión se puede volver a profundizar. Por eso yo diría que EEUU está todavía en convalecencia de la crisis y se juega a que la salida va a venir por el lado de la innovación tecnológica, sobre todo por temas ambientales, con tecnología que tengan que ver con la diversificación de la matriz energética y el combate a la polución y al cambio climático, con el autoabastecimiento petrolero, con el fracking, pero ahora están quebrando muchas empresas por el bajo precio del petróleo. Entonces me parece que, para EEUU, luz amarilla.

Europa no se recupera de la crisis. Alemania crece poco. España, con crisis económica y desempleo altísimo, ahora está en el medio de una crisis política: no puede formar gobierno. Y eso forma parte también de la ruptura del contrato social.

Grecia sigue en plena recesión, con un desempleo altísimo; siguen los ajustes sin fin como los que vivió la Argentina durante la convertibilidad y con Alfonsín.En Portugal, cambió el signo de gobierno, el Socialismo ganó a los conservadores. No tengo la impresión de que hoy esté más próspero.

Y Europa tiene también esta barbarie con los refugiados a los que destruyeron sus ciudades en Medio Oriente. Y el referéndum sobre si Gran Bretaña  abandone la Unión Europea.

Me parece que con Europa no se puede contar para que sea un motor de arrastre para salir la crisis, sino al contrario. Me parece que en este momento Europa pesa en el mundo como profundización de la crisis. Por lo tanto, si nos metemos ahí (con un eventual tratado Mercosur-Unión Europea)me parece que vamos a seguir perdiendo por las asimetrías de poder y porque los europeos necesitan extraer excedentes.

EEUU, luz amarilla. Europa, luz naranja. Las tasas de crecimiento están empantanadas, hasta Alemania tiene un crecimiento muy lento y tampoco puede ni quiere empujar la demanda de otros países. Entonces, mientras sigan centrados en la economía de la oferta, van a seguir con la unión bancaria, en que lo que hay que hacer es sanearlos bancos, para que den crédito. Van a seguir así hasta que exploten.

- Y esto también afectó en alguna medida  a China y a otros países.

-. El crecimiento chino se desaceleró. La demanda de ese país mutó desde un modelo de crecimiento por las exportaciones a otro en el que el factor de empuje es la demanda doméstica. El crecimiento se hizo muy lento porque es muy compleja la economía doméstica y tienen problemas por tamaño que no tiene ningún otro país del mundo. Y además las regiones son muy heterogéneas, tienen mucha población rural. Y no pueden incorporarlas a las ciudades de golpe porque les cambia los patrones de consumo, la demanda de infraestructura, la logística de alimentos y energía. Y además está procesando  sus propios alimentos y amenaza con el tiempo con comprar más productos primarios y menos semi-elaborado, como aceites y subproductos de soja. Entonces, China tampoco es hoy el motor del mundo.

La otra cosa es que se está haciendo más evidente la lucha hegemónica entre Estados Unidos y China, con los dos tratados (Transatlántico y Transpacífico, ver artículo de Enrique Arceo) que dejan fuera a China. Y además de eso, con la cuestión monetaria. La moneda no es sólo un símbolo. Es un dispositivo de poder. China ya anuncio en su plan quinquenal anterior (2011-2016) que iba a internacionalizar el yuan. Que iba a tratar de que se use vez más en las transacciones internacionales. Y de a poquito fue haciendo convenios de intercambios de monedas con más de 30 países y a sentar en varios de ellos entidades bancarias para hacer el clearing. Entonces el yuan logró un nivel de uso para intercambios internacionales y de cierta convertibilidad (para comprar en varios países y no sólo en China) con lo que logró que el FMI lo incorpore en su canasta de monedas que integran los derechos especiales de giro (que incluye a lasmás utilizadas en el comercio internacional).

La competencia entre el yuan y el dólar es uno de los terrenos en los que se juega la lucha interhegemónica entre Estados Unidos y China, donde están también los medios sumados para esconder que China cada vez avanza más. Y la verdad es que hoy Asia parece ser el único lugar donde, a pesar de que se desaceleró, sigue habiendo crecimiento, aunque la crisis la afectó. Y Brasil (el otro socio comercial argentino) también está en recesión y en crisis política.

- EEUU busco una manera de salir de la crisis centrada en la emisión monetaria y la baja de las tasas. Europa la cargó en buena medida en países periféricos la crisis. ¿Y cómo actuó Argentina hasta el cambio de gobierno?

- Argentina, cuando estalla la crisis, y sobre todo cuando recrudece con la quiebra de LehmanBrother en 2008, empieza a aplicar política contra cíclicas, no solo monetarias sino también fiscales y muy activas. La crisis recrudece en 2008 en el mundo y nos afecta, no crecemos nada, pero después hasta 2012, cuando es la crisis de la eurozona, volvemos a crecer y ya en 2013-2015 el crecimiento es difícil, pero tampoco tenemos una contracción del PBI, como nos pasó con las crisis de los 90.Entonces, cuando se resfriaba alguno – México, el sudeste asiático, Rusia- nuestro PBI caía varios puntos. En 2008-2015 no pasó eso: a mayor crisis, hubo mayor profundización de la economía basada en el empujar la demanda.

Entonces tenemos medidas para sostener el nivel de actividad y el empleo: la reestatización del sistema de jubilaciones; la Jubilación Universal, la Asignación Universal por Hijo, varios créditos y la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central que lo puso no solo en función de la estabilidad de la moneda sino también de ayudar al desarrollo productivo, a mantener el nivel de actividad y empleo, como la Reserva Federal de Estados Unidos. Hubo también créditos del Banco Nación, fideicomisos para financiar inversión pública, hubo mucha obra pública, sobre todo en las provincias, el Procrear, que también contribuyó el nivel de actividad y el empleo.

Y Mantener las tarifas públicas, si bien fue gasto para el Estado, fue política fiscal activa para mantener el poder adquisitivo de la población. La misma historia con el desarrollo de la tarjeta SUBE, o de las tarjetas bancarias, sobre todo la del Banco Nación, para los jubilados, para los sectores de bajos ingresos. El aumento del crédito, los planes Ahora 12…

- ¿Alcanzo con todo eso?

-Alcanzó para que no nos viéramos en la situación de Brasil, por ejemplo. Alcanzó para que la producción se mantuviera muy viva hasta 2012, salvo un año de caída, y con tasas bastante altas.

- El gobierno anterior tomó una serie de medidas a contrapelo de lo que venía recomendando en el FMI. Y casi todas ellas, según Enrique Arceo, no se podrían haber adoptado si Argentina firmaba el ALCA.

- Si, todas las recomendaciones iban en contra de las políticas públicas. Por eso Kirchner, en septiembre de 2004, discontinuó el acuerdo de Argentina con el Fondo. En el 2005 las recomendaciones del fondo eran apreciar la moneda, eliminar las retenciones, disminuir el rol de la banca pública, moderar los aumentos salariales porque ya empezaban a ver presiones inflacionarias. Era el consenso de Washington actualizado en beneficio de los mismos sectores concentrados que son los que encuentran representatividad en estosorganismos.

- El periodista Javier Lewkovicz(1) reveló el contenido de un documento del FMI de abril de 2015 donde daba recomendaciones al futuro gobierno.Y trascribe un párrafo que parece calcado de lo que dice el actual gobierno, con el agregado del efecto que iba a tener sobre la inflación, los salarios y el consumo. ¿Cómo se percibe esta nueva relación del gobierno nuevo con el FMI?

- Dice Aldo Ferrer (2) que cada país tienen el FMI que se merece. Entonces lo que vemos es que los sectores dominantes usan las recomendaciones del Fondo para justificar la validación de sus propios intereses. Las recomendaciones del FMI no son obligatorias. Un asesor te puede recomendar  hacer tal cosa pero no es obligatorio para ningún país excepto que tenga un acuerdo con el Fondo.

Las políticas del fondo son ortodoxas, llevan a una burbuja, al aumento del endeudamiento, a la concentración de los ingresos y en muy poco tiempo a la hipertrofia bancaria o financiera y a la redistribución regresiva del ingreso. En muy poco tiempo lleva a una crisis, a un ajuste. Las medidas previstas a que el fondo apruebe un acuerdo también son de ajuste fiscal, baja del gasto, suba de impuestos, restricción monetaria, devaluación, apertura comercial y financiera. Es el mismo modelo que tantas veces implementó la Argentina y nos llevó a crisis cada vez más peores: aumento de la deuda, regresión de la estructura productiva, primarización y deterioro de las condiciones de vida de la población.

Entre 1991 y 2001 aumentó la pobreza y la indigencia como todos sabemos, pero también disminuyó la población con cobertura médica, disminuyó la escolaridad y aumentó la cantidad de presos cada 10 mil habitantes. Ese es el aumento de la “inseguridad”, porque cuando hay un dislocamiento de las relaciones sociales por redistribución regresiva de ingreso, sube la “inseguridad”.

- ¿Cómo puede impactar en nuestra economía un acuerdo con los fondos especulativos, teniendo en cuenta los enormes montos que demandan y que también hay un pago al contado?

- El primer impacto es el aumento de la deuda y el incremento del gasto público para atender la deuda, porque aumenta el pago de intereses. Ni que digamos para pagar el principal de la deuda. Entonces, tienen que hacer un ajuste. Y por otro lado, también aumenta la demanda de divisas para pagar la deuda, entonces hay que exportar más e importar menos en una situación en la que están diciendo que van a abrir más las importaciones.

Una manera de bajar las importaciones es bajar el salario real, cosa que ya está pasando porque la inflación es más grande que los aumentos salariales propuestos, así que me parece que no hay mucho misterio. El aumento de la deuda implica un ajuste fiscal y además, con la perspectiva de un aumento de la tasa de interés, una financiación y de nuevo la bicicleta que se mantendrá hasta que nuevamente vuelque, porque tiene muchas inconsistencias ese tipo de modelo económico, que lo hacen explosivo.

Y si mantienen un tipo de cambio alto para alentar las exportaciones, también  es alta la necesidad de fondos públicos para pagar la deuda. Entonces, un tipo de cambio alto agrava el déficit del sector público o requiere profundizar el ajuste. Un tipo de cambio bajo, en cambio, alienta las importaciones y le resta competitividad a las exportaciones,  pero nosotros necesitamos divisas. Entonces, el tipo de cambio no puede ser ni alto ni bajo.

La inversión externa para entrar requiere rentabilidad, pero si el mundo está en recesión, no van a venir sectores que produzcan bienes exportables, más bien entran inversiones al sector servicio, que son demandantes de divisas porque hay que remunerar sus dividendos, sus utilidades. Entonces, la inversión externa no nos va a salvar. Los préstamos externos los podemos tomar mientras exista capacidad de pago.

Sobre las tasas de interés: para atraer capitales, hay que tener tasas de interés altas que atraen capitales pero desalientan la inversión y el crecimiento económico. Entonces, la tasa de interés no puede ser muy alta  pero a la vez si no es muy alta no atraecapitales quenecesita en este modelo para que se mantenga la solvencia fiscal e interna.

Entonces si hay crecimiento, aumentan las importaciones necesariamente. Y aumentan mucho. Por cómo es nuestra estructura productiva hay unmontón de bienes de capital e insumos que no producimos, las importaciones son muy elásticas al crecimiento. Cuando hay 1% de crecimiento, sobre todo si hay apertura comercial, las importaciones crecen entre 2 y 5%. Si hay crecimiento aumentan más las exportaciones y eso atenta contra la disponibilidad de divisas que se necesitan paga pagar la deuda. Y si no hay crecimiento, la base imponible para cobrar impuestos se reduce, con lo cual aunque se aumenten los impuestos la actividad económica baja, la recaudación de IVA y Ganancias baja. Y cada vez que inventen nuevos impuestos la recesión se profundiza más.

Entonces, si hay crecimiento, por el aumento de las importaciones el modelo se cae. Y si no hay crecimiento el modelo se cae por la baja de la recaudación, por insolvencia fiscal. Estas son cosas que nos muestran que el modelo es inviable, porque ya lo tuvimos, además, muchas veces. Y por otra parte, la situación de la demanda mundial es muy débil así que no podemos contar con crecer basados en las exportaciones. Ningún país creció basado en las exportaciones de bienes primarios. Con ser el supermercado del mundo, ¿quién nos va a comprar? Los países desarrollados producen ellos sus galletitas y sus fideos y sus quesos. Y los países en desarrollo no tienen plata para comprarnos porque están en recesión.  Entonces, ¿donde están los nuevos mercados, quien nos va a comprar si Estados Unidos es proteccionista y la Unión Europea o mismo? Y no podemos contar con Asia para salir.

 

Entrevista: Germán Celesia

(1) http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-293599-2016-03-02.html

(2) La entrevista es previa al fallecimiento del notable economista argentino.


Descargar documento adjunto

Deje su comentario: