La reforma constitucional, en el debate de los jóvenes del norte argentino

Primer Congreso Internacional “Educación Democracia y Juventudes Militantes”

La reforma constitucional, en el debate de los jóvenes del norte argentino - Primer Congreso Internacional “Educación Democracia y Juventudes Militantes”

 El referente del Frente Grande y Presidente de la Fundación Acción para la Comunidad, Eduardo Sigal, y el Presidente de la Fetia y Secretario Adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko, expusieron sobre los objetivos del Movimiento por una Reforma Constitucional Emancipadora y un Nuevo Estado en el en el Primer Congreso Internacional “Educación Democracia y Juventudes Militantes”, que se realizó en La Banda (Santiago del Estero) con la presencia de un millar de jóvenes universitarios y terciarios y representantes de organizaciones sociales provenientes de provincias como Chaco, Córdoba, Catamarca, La Rioja y de todo el interior santiagueño, además de delegaciones provenientes de Chile, Paraguay, Bolivia, Perú y Cuba.

"¿Qué diferencia hay entre el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y ustedes?  Mientras Mauricio Macri impulsa el ΄0800 delación΄, ustedes han resuelto por voluntad y decisión propia organizar este primer congreso y discutir sobre educación y juventud militante”, dijo Sigal a los jóvenes. “Que bueno que durante 3 días discutan esto”, agregó.

Para el dirigente del Frente Grande, es necesario hablar de la necesidad de reformar la Constitución “para pensar la Argentina del siglo XXI”, entre otras cosas porque “en 2015 el 50 por ciento de los ciudadanos no habrá participado de ninguna reforma, ya que la ultima fue en 1994 y estuvo maniatada por el Pacto de Olivos”.

Según Sigal, “discutir la Constitución es discutir qué país queremos”. Por eso, dijo: “Animémonos a discutir, y si la conclusión es que esta bien, no hagamos nada; si no es así veamos los ejes de una nueva Constitución y que se convoque a un Asamblea Constituyente, que es lo que corresponde”.

Por su parte, Wasiejko planteó la importancia que tiene para la Argentina la modificación de la Constitución, tanto en lo referente a la utilización de los recursos del suelo y los energéticos, así como también en lo que tiene que ver con una política fiscal que debería ser de carácter progresivo. Por otra parte, planteó también la necesidad de incorporar la cuestión de la integración regional: "de alguna manera se da un debate como el que se dio cuando se formuló la Constitución del 53 cuando las provincias tenían que construir una Nación. En este caso los países tienen que construir una patria grande de Sud América y esto tiene que estar volcado en la Constitución", explicó.

Wasiejko señaló, por otro aldo, que "la Constitución del 94 generó unos cuantos hechos negativos pero generó uno positivo que tiene que ver con la elección de los constituyentes a través del voto. Anteriormente la Asamblea Soberana se constituía a partir de la constitución del poder legislativo en una cámara común. En este caso los constituyentes tienen que ser elegidos y ahí se conforma la Asamblea Constituyente. El avance que en este caso se propone a través del Movimiento es que esta sea una Constitución discutida por todos, con la participación del pueblo. Esto se tiene que discutir en los sindicatos, con los jóvenes, en las iglesias, en las escuelas, en los barrios, en las fábricas. Tiene que ser un proyecto construido colectivamente entre la mayoría de la población, buscando consensos absolutamente mayoritarios para poner a la Argentina de pie de cara al Siglo XXI. Sería la herramienta básica para construir este nuevo pacto social con la participación popular".

 

El Congreso se realizó durante jueves y viernes en las instalaciones del Instituto Superior Jesús El Maestro, y fue organizado por esa institución en conjunto con el Centro de Estudio Investigación y Comunicación Oscar Romero (Ceicor) y la Mutual de Jóvenes del Bicentenario Nunca Menos.


Deje su comentario: